1/1
mindfulness 2021-1.png

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO EN TIEMPOS DE COVID

El 2020, fue un año lleno de aprendizajes, inolvidable… nos tocó a todos el corazón, nos dejó momentos amargos, complicados, pero también momentos emotivos.

Tuvimos penas y tuvimos glorias, nos dejó una huella grande, nos reinventamos, nos hicimos más conscientes de las personas con las que vivimos y de la importancia de pequeños pero valiosos detalles, como la profundidad de un abrazo.

No sabemos lo fuerte que somos, hasta que ser fuerte, es nuestra única opción.

Bienvenido 2021, tenemos la esperanza de poder mantener todo lo aprendido, de ser mejores personas, más amorosas, más generosos, nunca la llegada de un año había sido tan esperado….

Mañana, seremos todo aquello por lo que nos esforcemos hoy. Porque los cambios que estamos viviendo debido al COVID necesitan de paciencia, perseverancia y adaptarnos a un nuevo ritmo de vida. También necesitamos aceptación como ingrediente principal cuando nos estancamos, así como creatividad y voluntad.

¿Cómo encontramos un propósito en tiempos de COVID?

El hacerte estás preguntas, te ayuda a darle prioridad a tus intenciones de este año.

Cuando tienes tiempo ¿A qué se lo dedicas?

¿Con que fluyes?

¿Con qué te cuesta trabajo comprometerte?

¿De que te sentirías orgulloso?

¿Qué tipo de actividades te generan felicidad-bienestar?

¿Cuáles son los valores con los que te identificas?

¿Qué clase de persona deseas ser?

¿Qué vida deseas tener para ti y los tuyos?

¿A quién admiras y que admiras de esa persona?

Cuando postergamos nuestros propósitos, es por las emociones negativas que tratamos de evitar, no nos gusta salirnos de la zona de confort. Para que el deseo se convierta en logro, tenemos que saber manejar la parte emocional que eso implica. Comprometerse con un propósito es cambiar de planes, de rutina, de organización, enfrentar la dificultad y a veces fluir con las emociones incómodas.

Existen tres reglas de oro para comprometernos con nuestros propósitos:

  1. Atrévete… ahora es el mejor momento.

  2. Sé moderado… empieza poco a poco, pero empieza.

  3. Baja la exigencia y el nivel de expectativa.

Sé protagonista de tus éxitos. Tienes que conocer en qué medida eres responsable de tus éxitos.

Charles Abraham y Paschal Sheeran demuestran que dedicar unos momentos a pensar en lo mucho que te arrepentirás de no lograr tu propósito, te ayudará a encontrar la motivación necesaria para comprometerte.

¿Qué podemos hacer ante la crisis que estamos viviendo?

Lo primero es acostarnos en la noche y pensemos en tres cosas positivas que sucedieron durante el día: El que se duerme agradeciendo amanece recibiendo.

En crisis generalmente las personas se abandonan a sí mismos y lo que depende de nosotros en estos momentos tan retadores, es cuidarnos para ser creativos y poder dar lo mejor de nosotros mismos.

¿Qué podemos controlar?

-Sueño reparador

 -Ejercicio

-Comer saludable

Recuerda; el autocuidado es salud mental

No aferrarnos a las cosas materiales, tampoco consumir por calmar la ansiedad, así como no tener un apego a los objetos, podemos prescindir de ello y recuerda no podemos comprar nuestra felicidad… es momento de cuidar del dinero. Todos los días podemos encontrar cosas para donar, eso que no es necesario guardarlo o podemos regalarlo, vivir con menos es vivir mejor. Es mejor aprender a estar con nosotros mismos, tranquilos, sin tantas cosas, disfrutar de una lectura sin amargarnos. Recuerda, el silencio provoca creatividad

También hay que recurrir a utilizar herramientas de Mindfulness, con el fin de aprender a vivir más presente a través de nuestros sentidos y de nuestro cuerpo, no vivir con tanta ansiedad sobre el futuro.

El antídoto y la verdadera vacuna ante el COVID es la: Resilencia, si nos acomodamos al mundo cambiante, nos vamos adaptando. La resiliencia nos ayuda a aceptar el presente, no juzgar la situación actual que estamos viviendo y aprovechar lo que si tengo, desde la realidad y no desde la fantasía

Algunos beneficios del COVID:

-Las personas mayores aprendieron a usar las pantallas.

-Los jóvenes a adaptar sus expectativas. El abuso de alcohol y los peligros de las drogas por eventos sociales, bajaron drásticamente en la población adolescente.

-En los niños, disminuyó el bullying y el estrés escolar

-Se normalizó la importancia de la salud mental: Así como sí oxigenas bajo vas a realizarte la prueba de COVID, así como si sientes ansiedad pides ayuda profesional.

-Se redefinió la productividad del trabajo, el mundo de las oficinas y las largas jornadas, así como el tiempo en el tráfico

 

Ya no estamos en lo obscuro pues ya hay vacuna, ni en lo más optimista cuando pensábamos que era un par de semanas, ya estamos siendo más realistas y preventivos.

Ánimo, pues juntos podemos.

Dra. Adriana Gomez Santa María

enfocada al bien común

Soy Dra. en Psicóloga Clínica (Ph. D) con diversas especialidades, que incluyen Terapia dialéctica del comportamiento (DBT),  Terapia enfocada en la transferencia (TFP), Mindfulness, Depresión, Ansiedad, Estrés Post-traumático, Manejo de crisis, Manejo de Emociones y relaciones de pareja.

Egresé como Licenciada en Psicología de la Universidad Anáhuac, para posteriormente obtener la Maestría con mención honorífica en Psicoterapia General, además realicé el Doctorado en Investigación Psicoanalítica en el Centro de Estudios de Postgrado de la Asociación Psicoanalítica Mexicana. 

También estudié en el Hospital Presbiteriano de Nueva York, asociado con la Universidad de Cornell y el Weill Medical College, en la Facultad de Medicina en la unidad de psiquiatría del Dr. Otto Kernberg.

Actualmente estoy cursando el Diplomado en Psicoterapia Contemplativa en The Well Being Planet.

Tengo más de 17 años dedicada a la consulta privada trabajando principalmente con adolescentes y adultos. Imparto cursos de Mindfulness desde el 2013 para terapeutas, psiquiatras y para el público en general.